Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Baby blues

Cuando Nisreen H. se enteró de que estaba embarazada de su quinto hijo, no se sintió feliz e ilusionada por la buena noticia, lo primero que pensó es en cómo afrontaría la depresión posparto. Todo el mundo la consideraba una persona fuerte, así que los amigos y la familia ni siquiera contemplaron otra posibilidad que la de que se trataba de una noticia estupenda, pero ella ya había tenido esa experiencia en otro embarazo. A lo que se enfrentaba no era a una transitoria labilidad emocional, y a unas semanas de cierta irritabilidad; era un auténtico agujero negro en el que no había razonamiento, ni lógica ni, desde luego, luz. Una transformación radical de su cuerpo acompañada de una profunda e insondable tristeza, que le apagaba la vida y que la aislaba por completo del mundo a su alrededor, incluido a su bebé. Sabiendo todo eso, decidió dejar un testimonio gráfico de ese proceso como forma de anclarse a la realidad. Así refiere su experiencia: Si me hubieras preguntado quién era y qué

Entradas más recientes

Compañera de viaje

Marcas de nacimiento

La sombra de la incertidumbre

Estar de pie

La guarida

Habitar un cuerpo

El espectro visible

Tras el cristal

Con papá